Sexo anal: ¿Saludable o no?

El sexo anal es una expresión más de la sexualidad, como el sexo oral y el sexo vaginal. Si con tu pareja deseas intentar este tipo de actividad, sigan este tipo de indicaciones y ten en cuenta, que placer es sinónimo de salud y bienestar.

Usa lubricante: El sexo anal como el sexo vaginal conlleva a fricciones, a diferencia de este, si no se lubrica de forma correcta podría ocasionarte rasgaduras dentro del ano a su pareja. En el mercado consigues una gama de lubricantes para el sexo anal. Evita el aceite para bebés.
Usa siempre condón: Es importante para el sexo anal exigirle a tu pareja el uso del condón para evitar enfermedades de transmisión sexual (ETS) como el VIH y el SIDA, evitar la penetración vaginal y oral después de haber practicado sexo anal.
Consulta con tu pareja: Si los dos están de acuerdo como pareja en tener sexo anal, es sinónimo de respeto y amor. Una buena decisión conlleva siempre a una buena responsabilidad.
Consulta a tu médico: Si eres lastimada por esta práctica sexual en tu ano, consulta con tu médico. El ano tiene terminaciones nerviosas que podrían afectar tu salud.
El sexo debe ser placentero y es sinónimo de bienestar si se disfruta con la persona que se ama y se tiene respeto.