menstruacion-sostenible-alternativa-mispastillas-colombia-2018

¿Que es la menstruación sostenible? Métodos existentes

¿Que es la menstruación sostenible? Métodos existentes

La Menstruación sostenible es una forma de vivir tu menstruación en positivo, con productos que no te hagan daño ni a ti ni al medio ambiente y recibirla con una actitud positiva.

Utiliza productos no dañinos y reutilizables
Existen muchos productos de los que normalmente no nos cuentan ni nuestras mamás ni en el colegio.

Estas son algunas de ellas:

  • La copa menstrual, se patentó en 1937 y hasta hace más o menos 4 años muy pocas habíamos oído hablar ella en la vida. Está fabricada en silicona médica hipoalergénica, es reutilizable y comprobado que no tiene ningún efecto secundario para las mujeres que la usan, ya que no cambia el PH de la zona íntima y no reseca. Además, dura hasta 10 años.
  • Compresas de tela (toallas de tela), están fabricadas con algodón ecológico 100% y no tienen tintes ni químicos que tengan contacto con tu cuerpo. Tienen una vida útil entre 2 y 3 años.
  • Ropa interior para menstruación: suena increíble, pero es cierto, es ropa interior elaborada en un tejido especial para que no tengas que llevar nada más, ni tollas, ni tampones… nada más. Absorbe dentro de sí el flujo menstrual, más o menos como 1 o 2 tampones y tiene una vida útil de 2 o 3 años.
  • Free bleeding o sangrado libre, es algo de lo que nadie habla. Es decir, aprender a retener con tus esfínteres el flujo menstrual hasta que decides ir al baño y soltarlo.  Te parecerá una locura, pero es también una opción más muy útil a demás para mujeres que por ejemplo no tienen acceso por diferentes factores a productos de higiene femenina.

Piensa en el medio ambiente,

Una mujer puede gastan en su vida fértil hasta 12.000 toallas y tampones desechables, que están fabricadas en su mayoría con plásticos, blanqueadas con cloro y dioxinas y, por lo tanto, no son biodegradables.  Estos productos tardan miles de años en descomponerse y además contaminan nuestras fuentes hídricas.

Algo que tal vez no has razonado es que este plástico también sube la temperatura de tu zona genital. Este aumento de temperatura, más el flujo, la sudoración y el movimiento, genera el ambiente perfecto para el desarrollo de bacterias. Y cuando hay bacterias, hay malos olores (que ni siquiera las famosas fragancias logran disimular).

Esto, a largo plazo, está relacionado con las comunes infecciones a las vías urinarias e infecciones vaginales por hongos que muchas mujeres sufrimos recurrentemente y que no relacionamos con el uso del plástico.

No creas eso de que la menstruación duele,

La menstruación si estamos sanas y usamos productos adecuados, no debería doler.  Claro que se sienten cosas, por eso te proponemos cambiar la palabra dolor por sensación. A partir de ahí vas a ver cómo cambia un poquito tu percepción.

Ahora queremos que sepas que existen un montón de opciones libres de químicos para manejar este dolor o sensación incómoda que tenemos algunas mujeres durante su período.  La naturaleza nos da un montón de opciones sin tener que medicarnos.

Una de ellas es la dieta, hay alimentos que pueden ser inflamatorios y nuestra mucosa, nuestro útero, cuando estamos menstruando se inflama.

Entonces una manera de manejarlo, es reduciendo por ejemplo el consumo de estos alimentos inflamatorios como son el glúten y los lácteos.  Otra manera es incorporando a nuestra dieta infusiones, bebidas calientes que ayudan a relajar la musculatura pélvica.

Puedes por ejemplo tomar una infusión calmante, mucho mejor si es de frutos rojos y muchísimo mejor si tiene ingredientes como la canela, el hinojo, la caléndula, el hibisco que van a ayudar a que tus músculos estén relajados y que las contracciones que sufre nuestro útero cuando menstruamos no sean tan fuertes.

Respeta tu ciclo,

Cuando hablamos de ciclo menstrual nos cerramos en una de las cuatro fases que componen nuestro ciclo y esta es la menstrual. Nos centramos en maldecir esa semana en la que estamos menstruando, sin embargo, tenemos otras tres fases de nuestro ciclo que son maravillosas y de las que también podemos sacar muchísimo provecho.

Por ejemplo, cuando estas menstruando no debes ir a pedir un aumento de sueldo porque no vas atener la energía para pelearlo.  Hazlo cuando estás ovulando, estos días estás más bonita, tienes una energía más radiante y estas lista para dar la pelea.

También es bueno tener en cuenta que la semana que estamos menstruando y la semana premenstrual tenemos una energía más introspectiva.  Entonces es una semana muy buena para leer, para escribir, para analizar, para estar más en contacto con tu parte interna.

Aprovecha todas estas oportunidades que te brinda tu ciclo para ser más productiva y más creativa. Porque no es que tengamos una energía menor cuando estamos menstruando, es que tenemos una energía diferente.

 Un último mensaje,

La menstruación acompaña a las mujeres durante unos cuarenta años de su vida, ¡Cuarenta años!, ¡La mitad de nuestra vida! Vivámosla en positivo, recuperemos esa parte que nos conecta con nosotras mismas, con la naturaleza, con otras mujeres, respetemos nuestro ciclo, respetémonos a nosotras mismas.

 

Fuentes:

https://toallasfemeninasecologicas.wordpress.com/about/
https://www.facebook.com/PlayGroundMag